GASTRONOMÍA

Afición a disfrutar de la buena mesa, el buen comer y los buenos restaurantes

El Turismo Gastronómico es una de las actividades en crecimiento en nuestro país.  Según datos de la Asociación Española de Enoturismo y Turismo Gastronómico, podemos identificar en este sector dos tipos de Turista:

            Turista Gastronómico Internacional: Se trata de un turista selecto de poder adquisitivo medio-alto, con edades comprendidas entre los 35 y los 60 años, de ámbito cultural alto, acostumbrado a viajar y, concretamente, a hacer turismo gastronómico. 

            Turista Gastronómico Nacional: Es más amplio que el internacional. Aunque el nivel adquisitivo es medio-alto, cada vez hay más turistas de nivel adquisitivo medio. Con edades entre 30 y 50 años, aunque se detecta que el público más joven se está incorporando. 

TURISMO

Afición a viajar a un lugar o país por motivos de placer

            Es igualmente importante referir que, según datos de la Encuesta de Movimientos Turísticos en Fronteras – FRONTUR, más de 6 millones de turistas (cerca de un 10% de turismo total del país), han declarado que la gastronomía y los vinos fueran una de las motivaciones de su viaje a España. 

            Por su tradición gastronómica, Extremadura es uno de los puntos clave para este estilo de turismo, con Rutas como la del Jamón, que ocupan un lugar de destaque en las preferencias de este tipo de turista.

TURISMO GASTRONÓMICO

Afición a viajar a un lugar o país por motivos de placer para disfrutar de su buena mesa, su buena comida y sus buenos restaurantes

De este modo, nos parece fundamental crear un punto de unión común a profesionales del sector y turista gastronómico.

Badajoz, como principal ciudad extremeña, tiene la obligación de estar en la vanguardia de un proyecto con estas características. Tenemos una fuente de turismo gastronómico y debemos reivindicar nuestro lugar en las rutas obligatorias de estos viajantes.